Blog

Quiste ovárico: los hechos

 

Un quiste no siempre se considera cáncer

Pero en muchos casos, un quiste ovárico benigno o un quiste que se desarrolla en el ovario se diagnostica como cáncer. Las siguientes siete cosas le ayudarán a aprender más sobre los quistes y tumores ováricos y su apariencia, por qué se desarrollan y cómo tratarlos.

Primero, es importante conocer la diferencia entre un quiste ovárico y un tumor benigno. El tamaño de un quiste ovárico suele ser bastante pequeño, de media pulgada a unas pocas pulgadas. Y los síntomas asociados con los quistes ováricos, aunque muy similares a los asociados con los tumores, incluyen dolor abdominal, calambres, períodos irregulares, dificultad para concebir, dificultad para amamantar, presión arterial alta e hinchazón. Si tiene alguno de estos síntomas o le preocupa que pueda tener un quiste ovárico, debe consultar a su médico para obtener un diagnóstico.

Hay cuatro tipos de quistes ováricos: foliculares, endometriomatosos, adenomatosos y endocárdicos. Un quiste folicular se puede detectar por síntomas como un ciclo menstrual irregular, dolor intenso durante el coito, flujo menstrual abundante o dolor pélvico. Los endometriomas no son peligrosos, pero causan un dolor intenso y doloroso durante la menstruación y el embarazo. Los quistes adenomatosos ocurren en el revestimiento del útero y son más comunes en las mujeres que fuman. Los quistes endocárdicos, también conocidos como fibromas uterinos, pueden causar crecimiento anormal de los vasos sanguíneos que rodean el útero.

Sin embargo, los tumores de ovario pueden ocurrir con condiciones relativamente poco comunes. Por ejemplo, si se forma un tumor en la vejiga, o si crece tanto que causa síntomas que pueden imitar los de la menopausia u otras enfermedades, esto se puede llamar hernia.

Otra diferencia entre los quistes ováricos y el cáncer es que los tumores suelen ser malignos, mientras que los quistes ováricos no lo son. Es más probable que sean cancerosos que los quistes en los ovarios.

Algunos investigadores creen que el pronóstico del cáncer de ovario está influenciado por la edad del quiste. Si se encuentra en una etapa avanzada, el quiste podría ser un indicador de una afección subyacente más grande que debe tratarse.

Entonces, ¿cómo se trata? El tratamiento varía según el tipo de quiste que tenga y la gravedad de los síntomas. La mayoría de los quistes ováricos deben extirparse quirúrgicamente. A menudo, se requiere cirugía si se ha extendido al tejido muscular o si hay un daño extenso en los tejidos circundantes. A veces, la cirugía por sí sola no es suficiente y se utilizan terapias hormonales como las píldoras anticonceptivas.

 

Es importante que si cree que tiene un quiste ovárico, visite a su médico para obtener un diagnóstico lo antes posible para prevenir complicaciones y posibles complicaciones. No existe cura para el cáncer de ovario, pero si experimenta alguno de los síntomas comunes y no está segura de si tiene un quiste ovárico, debe comunicarse con su médico de inmediato para programar una cita. También debe hacer preguntas sobre el significado de los síntomas y si puede tener un quiste maligno o no canceroso y obtener el tratamiento adecuado lo antes posible.

Puede obtener más información sobre los diferentes tratamientos del cáncer de ovario en línea. Hay muchos sitios que pueden ayudarlo a encontrar información y comenzar a buscar las opciones disponibles. Es muy probable que el quiste sea un síntoma de otra cosa, por lo que es probable que el quiste no se extraiga mediante cirugía. Si se recomienda la cirugía, es probable que el quiste ingrese al cuerpo del paciente durante unos meses o incluso años.

Muchos de los tratamientos que se utilizan para el cáncer de ovario son similares. Los métodos de tratamiento están diseñados para ayudar al paciente a vivir su vida normalmente y volver a una rutina normal, sin el quiste. Esto puede incluir cambios en el estilo de vida, medicamentos y cirugía.

El cáncer de quiste se puede tratar, pero es importante asegurarse de que no sea la causa de los síntomas

Es posible que pueda salvar el quiste y evitar que se convierta en un tumor canceroso. Sin embargo, si el cáncer es severo o avanzado, el mejor tratamiento es uno que elimine el quiste por completo.

Los métodos de tratamiento no son los mismos para todos los tipos de cáncer de ovario. Los tratamientos pueden variar de una persona a otra según su historial médico y sus síntomas. Los diferentes tratamientos contra el cáncer funcionan de manera diferente para diferentes personas, por lo que es importante hablar con su médico y asegurarse de comprender qué tipo de tratamiento recibe antes de pasar por el proceso de tratamiento. El tratamiento para el cáncer de ovario es una decisión personal y es algo que debe discutir con su médico antes de programar una cita para uno de los tratamientos.

 

 

Leave a Reply

Your email address will not be published.